Hoyo Cero Golf

Año 4 - Nº 29 - Abril 2006 - Argentina

Todo lo que se debe conocer antes de pisar el tee del 1

Consejos específicos para problemas frecuentes

Consejos para que sus músculos y su cerebro aprendan juntos

Editorial
Indumentaria
Podemos estar o no de acuerdo con las normas en vigencia sobre la indumentaria masculina a utilizar en la práctica de nuestro deporte.
Básicamente pantalones largos o bermudas y remeras con cuello y mangas. Eliminar los shorts,  las remeras sin cuello y/o sin mangas y los equipos de jogging.
Respetemos y colaboremos en el cumplimiento de estas normas.

Hasta la próxima - Hoyo Cero Ediciones

Fe de Errata
En nuestro Boletín anterior, en el artículo "PALO APROPIADO", se nos deslizó un error. El mismo fue identificado por un asiduo lector de nuestra publicación al que volvemos a agradecer su observación.
"...Nick Faldo nos dio una buena lección a ser aprendida. En la última vuelta, en el par 5 del hoyo 14 y después..."
Refiriéndonos al hoyo 14 de Augusta que en realidad es un par 4.
El error cometido fue que el par 5 no era del hoyo 14 sino del hoyo 13.

Driver

Pone la bola en juego: Aunque el driver no es el principal golpe del golf y aunque no debemos caer en los tópicos de que siempre se debe salir de driver y de que los partidos se ganan en el tee del 1, el driver es el golpe que pone la pelota en juego en muchas ocasiones y por lo tanto, no debe descuidarse.

Si sus golpes con el drive quedan demasiado cortos o demasiado a la derecha o a la izquierda, no va a tener muchas oportunidades de hacer un buen resultado en el hoyo.

Elegir un driver: Para elegir el mejor driver no basta con ir a la tienda y comprar el que está usando Tiger. Aunque sea un palo de muy buena calidad puede que no se adapte a nuestro juego. Cuando se pone a comparar drivers, ve que los fabricantes catalogan los drivers principalmente en función del tamaño de la cabeza (en centímetros cúbicos). Aunque éste es un factor importante, no debe ser el único a tener en cuenta en nuestra decisión. El material de la cabeza, los grados de la cara y el tipo de varilla son también elementos importantes que debemos considerar.

El Tamaño de la cabeza: El tamaño de la cabeza, o su volumen, tiene una relación directa con la permisividad (la cantidad de perdón que nos dará el palo si no golpeamos la pelota con el punto dulce). En otras palabras, cuanto mayor es la cabeza del driver menos presión tendrá en su salida del tee por tener que pegarle a la pelota justo con el centro de la cara para obtener un tiro preciso. Pero el tamaño de la cabeza no es la cura para todos sus males con el driver y no deberá jugar un driver de cabeza extra grande si no se siente cómodo con él.

El material de la cabeza: no hay ningún material mágico que haga que nuestros golpes con el driver lleguen más lejos. El jugador medio no notará la diferencia entre un driver de titanio y uno de acero. ¿Por qué se pone tanto énfasis en hacer las cabezas con materiales extremadamente duros y resistentes?. Los metales más fuertes, más ligeros, como el titanio y los nuevos aceros, les permiten a los fabricantes hacer cabezas más delgadas. Al hacer las cabezas menos pesadas podemos hacerlas más grandes. Las caras más delgadas producen, además, el llamado efecto muelle que consiste en que la cara se deforma hacia el interior en el impacto abrazando a la pelota y al volver a su forma habitual (como un muelle) empuja a la pelota lanzándola con más velocidad de salida. Es el técnicamente llamado COR (coeficiente de restitución) que están regulando las autoridades del golf para limitar qué drivers son válidos y cuáles no lo son. Deberíamos probar distintos tipos de materiales pues encontrar el que mejor se ajusta a nuestro juego pues es un factor que puede tener un impacto inmediato en nuestra suma de golpes.

Los grados de Loft: El ángulo de loft se refiere a lo empinada que esté la cara del palo y tiene una relación directa con el ángulo en que la pelota va a salir al golpearla. Si lo comparamos con elegir materiales y tamaño, escoger el ángulo de loft de un driver es relativamente fácil. Cuanto mayor sea el número de grados más alta será la trayectoria y alcanzaremos menos metros pero será un palo más sencillo de manejar. Si tiende a pegar la pelota demasiado alto, puede que le venga bien un palo con un loft más bajo (9,5). Los principiantes y los jugadores de handicap alto que tienen problemas para elevar la pelota, encontrarán más útil un driver de 10,5 o de 11 grados. Es una buena idea probar varios palos con distintos ángulos para ver cuál se ajusta más a su juego.

El Material de la varilla: La sensación es quizás el factor más importante para decidir qué tipo de varilla es la adecuada para usted. Después de todo, el driver es el palo que pone la bola en juego, y hay que intentar lograr una salida buena. Actualmente, se emplean muchos materiales en las varillas produciendo diferentes durezas, sin embargo, hay unas consideraciones que debe tener en cuenta para hacer su elección. Si tiene un swing rápido, busque una varilla más firme. Las más firmes son las varillas de acero y dentro de las varillas de grafito encontraremos varias firmezas (la más firme es la stiff). Los jugadores de golf con swings más lentos, normalmente se sentirán más cómodos con una varilla más flexible. Ganarán distancia aprovechándose de la flexibilidad del palo, al doblarse en el backswing y desdoblarse en el impacto. De forma similar, los jugadores físicamente más fuertes preferirán varillas más pesadas, como el acero; mientras que los jugadores menos fuertes usan varillas más ligeras, como el grafito. Lo más inteligente que puede hacer al elegir el tipo de varilla de su driver es probar varios materiales, y ver con cuál se siente mejor.

Más sobre Varillas

Los Consejos de Hoyo Cero

-Backswing lento, downswing rápido. Iniciemos el downswing suavemente y después aceleremos gradualmente.

-Desarrolle una buena estrategia de juego en el campo.

-Olvídese de los errores cometidos en hoyos anteriores, solo piense en el hoyo que está jugando.

-En los pares 5 salga con madera 3.

-En los tiros de wedges concéntrese en la consistencia y la precisión.

Más Consejos

Los Consejos de
David Leadbetter

- En lo alto del backswing, mantenga la muñeca izquierda levemente arqueada, adoptando de esa manera una posición antislice.

- En el backswing, evite que el ojo dominante para ver la pelota sea el derecho. Gire un poco la cabeza y mire la pelota con el ojo izquierdo. Logrará una mejor rotación de cuello, por consiguiente facilitará la rotación de hombros y logrará que la parte superior del cuerpo esté más girada detrás de la pelota, logrando también una mejor transferencia de peso.

Más Consejos

Los Consejos de Tom Watson

- Haga el swing hacia abajo y a través para golpes de bunker barranca abajo. A través del impacto, mantengo la cara del palo abierta y la cabeza del palo baja.

- Si estoy en dificultades, escapo del problema poniendo la pelota en el fairway.

- Viento a favor. Pegue fuerte. Buena rotación y una pelota alta son fundamentales para este tipo de tiro. Agregue el ensanche del stance para mejorar el equilibrio

Más Consejos

Fundamentos Básicos

Si Greg Norman cree que los fundamentos básicos son lo suficientemente importantes como para pasar días enteros de instrucción tratando de recolocar la posición de su dedo gordo un centímetro, entonces el jugador aficionado debe estar convencido de que la referencia constante a los fundamentos básicos mejorará su forma de golpear la bola, su consistencia y su nivel de disfrute del juego

Embocar - Si o Si - Fundamental

Si analizamos las estadísticas que semana a semana se realizan en los torneos del circuito americano, veremos la estrecha relación que existe entre la performance realizada por los profesionales sobre los greens y el score final: los jugadores mejor ubicados en la estadística de putt son generalmente también los mejor posicionados en el resultado del campeonato en sí. Otras áreas, por ejemplo la de distancia alcanzada con las salidas, no parece tener incidencia a la hora de determinar el score. Ya lo decía Gene Sarazen: "El drive para el show y el putt para el cheque".

El golpe malgastado como consecuencia de una salida torcida o de un hierro que va a la trampa de arena tiene aún la posibilidad de ser recuperado, pero un putt de un metro fallado es un golpe que no se recupera jamás. El legendario Walter Hagen, ganador de numerosos grandes campeonatos, solía decir que "tres tiros malos y un putt metido, de todas maneras dan cuatro".

Sin embargo creo que en general los golfistas no han tomado conciencia de la importancia del juego sobre el green, y por ende, no le dedican al putter todo el tiempo que merece. La razón principal de ello creo que es que la mayoría de los jugadores de fin de semana consideran "aburrido" practicar putts, lo cual puede llegar a ser válido si el concepto que se tiene de práctica de putt es pasarse solo media hora en el putting green con dos pelotas yendo de un hoyo al otro.

Una de las mejores formas de entrenar es exponerse a juegos y competencias en las cuales peguen muchos putts, y preferiblemente desde corta distancia, en los que se pueda ir poniendo a prueba no sólo el swing sino también la mentalidad necesaria para la competencia. Para esto ayuda mucho ir al putting green con un amigo y con una pequeña apuesta de por medio, simular una situación competitiva. Por ejemplo jugar un match a nueve hoyos pero sin "pelotas dadas" ya que, cada vez que la pelota quede fuera del hoyo se la deberá alejar un metro (o el largo de un putter) adicional respecto de donde quedó. Esto hace que se practiquen muchos más putts cortos y además que se adopte la actitud de que hay que "meter o meter" porque no basta con arrimar la pelota por ejemplo a diez centímetros del hoyo ya que va a quedar a un metro diez. Este ejercicio ayuda también a aprender a combatir el terror y a fortalecer la confianza, atributos sin duda importantes a la hora de definir.

Otro ejercicio muy recomendable es tratar de embocar tres pelotas consecutivas, desde uno, dos y tres metros hasta totalizar nueve. En caso de fallar, iniciar nuevamente desde un metro.

Practicar putts tapando medio hoyo con una tarjeta o con una caja de pelotas exige a darle la caída adecuada y también a focalizar la atención de un objetivo más pequeño, lo cual también ayuda a mejorar la concentración y el resultado final.

Gary Player se proponía no salir del putting hasta no embocar cien putts desde algo menos de un metro, con la premisa que si erraba alguno, empezaba nuevamente de cero. Tomado como un verdadero desafío, este ejercicio sirve también para mejorar el golpe y fortalecer el carácter y la disciplina mental requerida para ser un buen jugador de green.

Nota: Entre los aficionados de fin de semana también el juego sobre el green determina en gran medida los números que se anotan en la tarjeta: un cálculo hecho sobre más de veinte mil vueltas por el especialista en instrucción de juego corto Dave Pelz determinó que el 40 y el 45 por ciento de los golpes se realizan sobre los greens, independientemente si el score final haya sido 70 ó 110.

Consejos Para Caddies

Más Consejos de Hoyo Cero

Cuando está trabajando como caddie para un buen jugador, observe su ejecución de golpe (swing), su elección de palos para los distintos tiros y el modo en que los planea y ejecuta. Cuando usted juegue trate de imitar sus puntos buenos.

Los buenos golfista practican permanentemente a fin de bajar su handicap. Hágase el propósito de practicar tiros siempre que tenga oportunidad de hacerlos, pero nunca mientras está trabajando de caddie.

En muchos clubs hay un día a la semana para que los caddies practiquen en la cancha. Aprovéchelo, no pierda la oportunidad de hacerlo. A medida que va tomando confianza, mejore su concentración en cada tiro.

Juegue una ronda con un hierro 5, un hierro 7, un wedge y un putter. Aprenderá la importancia de no ir yendo de un lado al otro del campo.

Podemos comenzar nuestra rutina antes de patear alineando el logotipo de la pelota con la línea al objetivo. Apuntar en los putts de prácticas, como nos ponemos detrás de la pelota, es mejor no apuntar al hoyo porque luego tendríamos tendencia a apuntar hacia la derecha cuando nos colocamos a la pelota.

La clave para conseguir la distancia correcta está en el finish. No hay que intentar controlar la distancia mediante la fuerza. Debemos dejar que sea el finish el que controla la distancia.
Para golpes cortos deberemos hacer un finish corto y para golpes largos deberemos hacer un finish completo.

Historia de la Pelota de Golf

La pelota de golf ha pasado por varios períodos desde el nacimiento de esta especialidad en 1400, desde las primitivas pelotas de madera hasta las actuales de núcleo de goma.

Se especula que el período de la pelota de madera se extendió desde 1400 hasta mediados del siglo XVII, poco se sabe de esta etapa excepto que las pelotas eran hechas con una madera dura.

En el siglo XVII se inició la fase de la pelota de cuero, fabricada con piel de toro o de caballo rellena de plumas de ganso o de pollo. No existía un estándar de peso y tamaño para estas pelotas, por lo que se numeraban para diferenciarlas. Era legal cambiar de pelota durante un juego, aunque una vez iniciado un hoyo no podía realizarse el canje.

En la década de 1850 un material llamado gutta percha, que se extraía de un árbol asiático, sustituyó al cuero. Este material se calentaba y se moldeaba a mano mientras aún estaba caliente. Más adelante la utilización de moldes redujo el tiempo y los costos de fabricación, haciendo más accesible el deporte. Con el frío estas pelotas se hacían quebradizas y con el calor más flexibles, reduciendo su potencia de vuelo. Estas deficiencias hicieron que en el siglo XX las pelotas de núcleo de goma sustituyeran a las de gutta percha.

Al principio estas pelotas se hacían a mano tejiendo ligas elásticas muy tensadas alrededor de un núcleo de goma. Después se la recubría inicialmente de gutta percha y posteriormente de otros materiales. En 1900 se patentó la máquina tejedora de pelotas que permitió que la pelota de núcleo de goma fuera masivamente producida, desplazando a la de gutta percha y tomando su lugar hasta el momento.

Concurso Hoyo Cero
Pensamiento Lateral
Acertijo del Boletín Nº 27

Llevando dadas aproximadamente la mitad de las cartas, la persona que repartía en una partida de tute tuvo que ir a contestar el teléfono. Al volver nadie recordaba quién recibió carta por última vez. Sin saber el número de cartas de ninguna de las manos parcialmente repartidas, ni el número de las que faltan por repartir todavía, ¿cómo se podrá proseguir el reparto, de forma que cada jugador reciba exactamente las mismas cartas que le habrían correspondido de no haberse producido la interrupción?

Solución:

La persona que reparte se dá a sí misma la última carta del mazo y luego prosigue la distribución dando desde abajo en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Consulte nuestra tabla de Ganadores

Concurso Hoyo Cero
Pensamiento Lateral
Acertijo del Boletín Nº 25

Omitimos dar la solución del siguiente acertijo:

"¿Qué dos golpes permiten recorrer el campo con el "score" más bajo?

 Todo el mundo está hoy en día jugando al golf, e incluso los perezosos que pocas semanas atrás declaraban cuánto más placentero era mecerse en una hamaca a la sombra, se han contagiado de la fiebre del golf, y andan persiguiendo la pelota a través de los links.
Yo no soy un gran golfista, pero he conocido un genio que ha desarrollado un sistema ganador basado en la matemática. Dice: "Sólo hay que cultivar dos golpes para diferentes distancias, uno largo y de fuerza (drive), y otro de aproximación (aproach), y jugar directamente hacia el hoyo de modo que la combinación de ambas distancias nos lleve allí".
¿Cuáles serían las distancias apropiadas que deberían cubrir cada uno de estos golpes para hacer el más bajo "score" posible en un campo de golf de nueve hoyos, de 150 yardas, 300 yardas, 250 yardas, 325 yardas, 275 yardas, 350 yardas, 225 yardas, 400 yardas y 425 yardas? La pelota debe recorrer toda la distancia con cada golpe, pero es posible pasarse del hoyo con cualquiera de ambos golpes y después regresar. Todos los golpes son en línea recta hacia el hoyo.

Solución:

El campo de golf puede recorrerse en 26 golpes utilizando un drive de 150 yardas y un golpe de aproximación de 125 yardas. Los golpes se realizan de la siguiente manera:

150 yardas: 1 drive.
300 yardas: 2 drives.
250 yardas: 2 aproximaciones.
325 yardas: 3 drives, 1 aproximación de regreso.
275 yardas: 1 drive, 1 aproximación.
350 yardas: 4 aproximaciones, 1 drive de regreso.
225 yardas: 3 aproximaciones, 1 drive de regreso.
400 yardas: 1 drive, 2 aproximaciones.
425 yardas: 2 drives, 1 aproximación.

Como Prepararse Para un Torneo

El día anterior deberemos pensarnos cómo queremos jugar cada hoyo. Sobre todo debemos ser positivos.

El día de la competición el desayuno no puede ser un simple café bebido. Además, la cafeína no nos ayudará nada para estar tranquilos. Es bueno tomar cereales y fruta.

Para el recorrido casi seguro que en alguna ocasión hemos visto por la tele a algún jugador profesional zampándose una manzana en medio de una vuelta. Es una buena opción para ayudarnos a reponer fuerzas en el campo.

Antes de salir es más importante haber calentado y haber hecho estiramientos que practicar. Si una vez preparados tenemos tiempo suficiente podemos practicar usando principalmente los palos que hemos visto en la preparación del día anterior que vamos a necesitar en la vuelta.

Ya estamos en el tee del 1. Ahora ¡Suerte!, y como último consejo para el recorrido: PENSAR EN POSITIVO

Fitness - Lesiones Frecuentes
Los jugadores de golf suelen experimentar dolencias, principalmente, en la zona lumbar y en la del codo. Con ejercicios y algunas técnicas de relajación pueden superarse. Aquí le contamos cómo.

Zona lumbar: Los últimos estudios biomecánicos demuestran que la mayoría de los problemas de espalda que sufren los golfistas no tiene su explicación en la postura de inclinación hacia delante que adoptan, sino en las altas velocidades de rotación que debe soportar la columna vertebral durante el swing (movimiento de giro que realiza el jugador especialmente en los primeros golpes de cada hoyo).


En el golf todos los golpes cuentan con dos componentes:
uno de fuerza y otro de técnica y precisión. El primero de los golpes de cada hoyo, que es un ejercicio de potencia, representa un giro rápido de la columna, y en él domina la fuerza sobre la precisión.

El dolor experimentado en la zona lumbar por un golfista con un entrenamiento físico deficiente, alcanza su punto máximo exactamente en el mismo instante en que la velocidad de rotación registrada en la columna vertebral es máxima.

Lo que proponemos desde la parte física para mejorar estos inconvenientes, y como consecuencia mejorar el desempeño en el juego y la precisión en el mismo, es trabajar con ejercicios destinados al desbloqueo de las articulaciones intervertebrales y al fortalecimiento de los músculos paravertebrales, puesto que la columna es el eje fundamental para la transmisión de un movimiento fluido y preciso, y para ello es necesario que tenga una flexibilidad optima.

Zona del codo (Epicondilitis medial): esta patología hace referencia a la inflamación de las inserciones musculares en la cara interna del codo. El dolor puede aparecer a nivel de la inserción muscular en el hueso del codo o bien se puede irradiar hacia los músculos del antebrazo y muñeca.


Esta afección aparece generalmente en jugadores sin buena preparación física para este deporte. Es importante recalcar también que se potencia cuando existe un acortamiento o endurecimiento de los músculos del cuello, espalda y hombros.

Para tratar esta afección proponemos realizar ejercicios que permitan flexibilizar la cintura escapular y miembros superiores, buscando liberar en forma primaria los músculos del cuello, y las primeras vértebras dorsales. Con esto conseguiremos en forma indirecta también relajar los músculos del antebrazo.

Por último, para poder desarrollar un juego óptimo y aumentar la precisión en los golpes y, además, evitar lesiones, los aficionados al golf deberían tener un entrenamiento físico complementario que les permita sentir el cuerpo libre y flexible.

Librería - Hemeroteca
Recomendaciones de Hoyo Cero
En ésta oportunidad recomendamos "Los Fundamentos del Golf de Hogan" del inconfundible David Leadbetter

Mini Humor

En su primera clase de golf, el profesor explica al alumno las bases del golf, y a continuación le lleva al campo y le dice:
- ¿Ves aquella bandera allá al fondo?
- Si
- Pues intenta darle con este palo a esta pelota e intenta que la pelota quede lo más cerca posible del agujero que está en la bandera.
El alumno toma el palo como buenamente puede, pega a la pelota y la deja a 3 cm. del hoyo.
A esto que el profesor responde:
-EEEPA!!!!! Casi la metes
A lo que el novato responde:
- ¿Pero no me habías dicho que había que dejarla LO MÁS CERCA POSIBLE?

Más Humor
 

Evitar Topar la Pelota (filazo)
Un ejercicio que nos va a ayudar a quitarnos la tendencia de golpear a la pelota en su parte superior es el siguiente:
Con un hierro corto, nos colocamos en alguna pendiente de manera que estemos ligeramente cuesta abajo. Ponemos la pelota un poco retrasada en su colocación y vamos a trabajar el swing de forma que el palo vaya hacia abajo con la pendiente y hasta que consigamos hacer repetidamente un contacto sólido con la pelota.
La cuesta abajo nos ayuda a que hagamos el swing yendo a por la pelota y continuando el movimiento en la línea detrás de ella.
También debemos sentir cómo nuestras manos pasan en el impacto y que el codo derecho está por delante de la cadera derecha al golpear a la pelota.

Inicio en la Práctica del Golf
1ra. Parte: Como Empezar

La mayoría de las personas que se inician en el golf, como ocurre en cualquier otra actividad, lo hacen porque un amigo o conocido les introduce en el juego.

Si éste no es su caso, intente localizar a ese amigo. Lo disfrutará. Y si no conoce a nadie, no se preocupe. El golf es un deporte que está pensado de forma que personas de muy diferente nivel de juego puedan competir entre ellas en igualdad de condiciones. Es también un deporte en que uno solo puede acercarse a un campo y unirse a otra partida de hasta tres jugadores (porque los partidos son de un máximo de cuatro jugadores), lo que incita a que hablando durante el juego se conozca a otras personas y se establezcan nuevas amistades.

En cualquiera de los casos, lo primero es ir a una cancha de prácticas. No necesita introductor. Una cancha de prácticas es una instalación, que puede estar, o no, dentro de un campo de golf, en la que hay una serie de puestos, que normalmente tienen una alfombra especial de hierba sintética, desde donde vamos a golpear las bolas que alquilemos. Esto quiere decir que cuando golpeas la bola con, por ejemplo, una madera no tienes que coger tus bártulos e irte a 200 metros a buscar dónde ha caído tu bola para dar tu próximo golpe. No, nosotros estaremos quietos en nuestra alfombra lanzando una tras otra hacia adelante las bolas de nuestra cesta. Si levantamos la cabeza lo que veremos será una pradera repleta de bolas de golf.

En esa pradera suelen ponerse unas pancartas que nos marcan los 50, 100, 150 y 200 metros para que nos vayamos acostumbrando a las distancias que alcanzamos con cada palo.

También existen tiendas de golf que tienen las canchas en sus sótanos o instalaciones al aire libre en las que al no haber 250 metros de terreno se golpea contra redes, como sucede en las canchas de tiendas. La idea es que el golpe de prácticas que realicemos lo paren unas redes para que la bola no de contra las paredes o no se salga de la zona de prácticas. La sensación es distinta a la que se tiene en una cancha abierta al aire libre. Hay personas a las que no les importa o que incluso les gusta más porque así se centran más en el movimiento del swing sin importarles el vuelo de la bola y otras personas a las que no les gusta. En cualquier caso siempre es una opción para poder ir a una clase en un momento dado.

Al principio, si vamos con alguien conocido nos podrá dar unas ligeras indicaciones, pero será imprescindible que un profesor nos introduzca correctamente en el arte del swing.

 2da. Parte: A que edad

Hace algunos años, el golf era principalmente un juego para adultos. Los niños no tenían ningún lugar en el campo de golf, excepto para atender la bandera o hacer de caddies.

La situación hoy es muy diferente. Los padres empiezan a apuntar a sus hijos en cursos cuando tienen entre 3 y 4 años de edad, aunque la edad ideal son los 6 años; ya que por debajo de ellos tienen limitado el desarrollo muscular y la atención.

Podemos encontrar juegos de palos para junior a partir de tres años.

Lo principal es no obligar a los niños a introducirse en el juego. Es mucho mejor empezar diciéndoles que se acerquen con sus padres a la cancha de prácticas. Los niños son grandes imitadores, y lo que más les gusta es imitar a los adultos. En cuanto practiquemos delante de ellos el swing, enseguida comenzarán a crearse un cuadro mental del mismo.

Debemos contar con la opinión de un profesor para que les introduzca en el juego y para que nos diga cómo debemos practicar con ellos.

Pero siempre el concepto principal es crear un ambiente agradable a la hora de dar bolas. Hay que hacerlo fácil, sin ningún detalle técnico. Debe resultarles divertido. Préstales toda tu atención y aplaude sus logros. Y si quieren hacer alguna rareza como golpear dos bolas a la vez o similar déjales y ríeles la gracia.

Si ves que el niño ya está preparado para entender cosas sencillas, como cómo coger el palo, cómo poner los pies, etc..., explícaselas. No intentes entrar en detalles técnicos, y entérate del momento apropiado para apuntarle a un cursillo.

 Continua en el próximo Boletín 3ra. Parte  "Equipamiento"

Hoyo Cero es una edición mensual, electrónica y gratuita de Hoyo Cero Ediciones

Si no desea recibir nuevos boletines, simplemente responda este email con la palabra "BORRAR" en el Asunto (Subject)

Para sugerencias y/o comentarios escríbanos a: hoyocero@hoyocero.com.ar
Por publicidad a: hoyoceroediciones@hoyocero.com.ar
Visite nuestra web site: www.hoyocero.com.ar